martes, 1 de febrero de 2011

Servicios de banda ancha 3G/4G en Venezuela totalizarán u$s 1.443 MM en ingresos para 2015


La oferta UMTS/HSPA centrada en acceso a banda ancha inalámbrica no ha podido impulsar adopción de servicios de valor agregado avanzados.
Signals lanzó su reporte “análisis del mercado 3G y 4G de América Latina”. Este trabajo provee análisis, información estadística y cuantitativa de la oferta de servicios 3G y 4G en América Latina. Además, incluye el análisis del entorno regulatorio y la disponibilidad de espectro de cada uno de los mercados.
La existencia de competencia en servicios 3G por varios años antes de la llegada de redes UMTS/HSPA posiciona a Venezuela como uno de los mercados móviles más maduros de América Latina.
El lanzamiento de redes 3G con tecnología UMTS/HSPA en el mercado no ha logrado alterar el patrón de consumo de los usuarios, por lo que los operadores están centrando sus esfuerzos en la comercialización de acceso a banda ancha móvil. Consideramos que el alto número de teléfonos inteligentes en el país abre una oportunidad para los tres operadores móviles a comercializar servicios de valor agregado avanzados y/o implementar estrategias de convergencia fijo móvil por medio de sus redes UMTS/HSPA+”, explicó Elías Vicente, analista senior de Signals.
El reporte señala que los atrasos en la expansión de la cobertura de las redes UMTS/HSPA obligarán a los operadores a demorar el lanzamiento de redes LTE en el mercado.
Pensar en un despliegue nacional de LTE antes del 2013 es bastante optimista para el mercado venezolano. Cualquier despliegue de LTE estará inicialmente limitado a los centros urbanos más importantes del país por lo que cobertura nacional en esta tecnología sería un proceso de varios años. Llegamos a esta conclusión luego de ver las demoras en las fechas de lanzamiento de operadores en mercados desarrollados, los retrasos en la disponibilidad comercial de equipos y la creciente polémica de las bandas de espectro a usarse finalmente para desplegar LTE. Finalmente, en Venezuela aún se está expandiendo la cobertura de las redes UMTS/HSPA+ lo que hace más atractivo para los operadores intentar atrasar lo más posible las inversiones en LTE para de esta forma recuperar su inversión en 3G”, afirmó Jose F. Otero, presidente de Signals.

Link de la noticia completa: AQUÍ

ANÁLISIS DE LA NOTICIA:

A pesar de que los estudios del sector de telefonía móvil en el país todavía reflejan dudas en cuanto a la llegada oportuna de las nuevas tendencias tecnológicas, según lo reflejado en esta nota, puede cambiar y visualizar un futuro más esperanzador. Venezuela aunque no se encuentra entre los países con desarrollo pleno de las tecnologías móviles, es considerada uno de los mayores mercados consumistas en este sector, sin importar que las redes actualmente utilizadas estén ya pasando a ser obsoletas o bien en transición de otros países.

Mientras que ya hace mas de 1 año que en EEUU y Europa se utilizan las redes 3G basadas en UMTS, y se corren aplicaciones bastante optimas sobre banda ancha, en el país, los tres operadores de servicios del área todavía se encuentran adaptando algunos sectores para por fin poseer cobertura total sobre esta plataforma, aunque se ofrezcan servicios para redes 3G, aún la infraestructura nacional no está preparada para soportar los alto niveles de consumo a los que acostumbra un ciudadano común Venezolano.

Las tendencias en adopción de equipos móviles de última generación en el país cada vez va en aumento, sobre todo por los smarthpone, que pese a su llegada “un poco retrasada” ya están revolucionando a la sociedad.
Se está impulsando a los ciudadanos a adoptar equipos inteligentes para así ofrecerles servicios de banda ancha, esa será la principal premisa para este 2.011 en el país. Antes de poder desarrollar e implantar la llamada 4G, hace falta reforzar al consumidor las ventajas en cuanto a servicios y costos que puede suponer el adquirir estos equipos y utilizar las plataformas móviles para los cuales se crearon.

Hay que acotar que aunque Signals en su estudio, vislumbra un futuro esperanzador por lo que supondría el boom de las redes de última generación, aún queda un trecho por recorrer en cuanto a:
-         Infraestructura.
-         Soporte.
-         Calidad de Servicio (QoS).
-         Aplicaciones móviles.
-         Software compatible al país, ejemplos, mapas para cargarlos a los GPS de los terminales.
-         Costos de servicios.
-         Cultura informática.
-         Diversidad de Equipos.
-   Competencia entre proveedores de servicios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada